13.8.10

GAZA DE SOL A SOL

Van a dar las seis de la mañana mientras escribo frente al mar, viendo el modesto puerto de Gaza con sus humildes barquitas para pesca de bajura, que no deben nunca adentrarse más allá de dos kilómetros en el mare nostrum. A poca más distancia, hay importantes reservas de gas natural. Un preciado bien que podría resultar muy útil, entre otras cosas para producir

electricidad, algo tan raro en la Franja. No, si ideas no faltan. Pero todas acaban chocando en el mismo muro: la seguridad de Israel. Todas las plantas depuradoras de Gaza han sido bombardeadas de manera que actualmente toda la mierda va directamente al mar sin tratamiento alguno. No es posible importar los productos químicos necesarios para el tratamiento de las aguas fecales, ni construir nuevas depuradoras. Podríamos estar hablando seis meses de los problemas medioambientales de Gaza y no terminaríamos nunca, dice el abogado Raji Sourani, director del Centro Palestino para los Derechos Humanos. Tenemos sol practicamente todo el año, pero no podemos importar la tecnología necesaria para producir enerfgía solar. La basura se acumula las calles y a falta de incineradoras, alguna gente prende fuego a los contenedores.

Hemos dado un largo paseo por la calle Omar Al Muktar que sale perpendicular a la costa a la altura del puerto para llegar al centro de Gaza y continuar hacia el desierto.

La calle donde se encuentra el Centro de Derechos Humanos, el Parlamento, del que solo queda la puerta tras el bombardeo de su edificio de seis plantas, la plaza Saraya, en la que en otro tiempo no muy lejano hubiera instalaciones militares, arrasadas por las bombas.

Junto a la puerta del Parlamento hay un mural realizado en mosaico que muestra la lucha entre David y Goliath, la metáfora de la desigual relación entre ambos pueblos condenados a compartir una misma tierra. Por la noche mi amigo me cuenta su reciente aventura en España. Como fue rechazado el primer día al tratar de salir de Gaza. "¿Paz Ahora?, eso es imposible con vosotros, vuelve a tu casa". Yo le conozco bien, veo la rapidez con la que aprende un nuevo idioma, la absoluta claridad de sus ideas, la madurez de sus veinte años, la eficiencia de su cooperación... claro que quiere la Paz, vive para la Paz, sueña con ella a cada momento y la generosidad de su corazón se desborda y resulta contagiosa. Por fortuna la Diplomacia española, el Consul o el Canciller de España en Jerusalem, lograron que el segundo día Iyad pudiera viajar en un vehículo diplomático desde el puesto de Erez hasta el de Allenby, gracias a lo cual pudimos conocernos en Madrid hace a penas diez días.

Después de pasear arriba y abajo por el centro de Gaza, nos hemos reunido con las dos niñas que vinieron a España en el programa de "Vacaciones por la Paz" y con sus madres. Nunca podré ya olvidar sus miradas, sus palabras cuyo significado presentía antes de que fueran traducidas para sorprenderme con la sensatez de sus razonamientos. Doy gracias a la vida por haberme permitido compartir estos momentos con estas mujeres y sus hijas en el otro extremo de nuestro querido Mediterráneo.

Junto al puerto de Gaza pude escuchar cómo lo habían pasado las niñas en España, cómo les había beneficiado psicológicamente: "ahora es capaz de volver a reir". La risa de estas niñas es el mayor tesoro que me llevo de esta tierra, y su recuerdo me acompañará durante el resto de mis días. Mirando este mar contaminado soñé con ellas un mundo mejor, en el que los niños vuelvan a reir. Reímos juntos mientras Iyad traducía del árabe al inglés y yo del inglés al castellano. Milagro del lenguaje humano que nos permite en cientos de lenguas diferentes expresar nuestros temores y nuestros deseos. Quedan pocas horas ya para salir de la Franja. Tengo que llamar al puesto fronterizo para asegurarme de que salimos antes de que lo cierren. Quisiera volver, no imaginaba que fuera a entrar en Gaza y ahora me pregunto cuando volveré, mientras imagino una Gaza distinta, con depuradores de aguas residuales, con energía solar y eólica, con jardines orientales en los que pasar las dulces horas de la tarde, compartiendo el tiempo con los amigos. Una Gaza distinta en la que el ansia de sus jóvenes por estudiar, aprender nuevos idiomas, conocer el mundo, la tecnología, la ciencia, la historia, les permita reconstruir su pais para poder ofrecer a sus hijos una vida mejor que la que ellos conocieron.

El azar me ha traído a esta tierra que si nunca me resultó ajena, ahora se ha instalado para siempre en mi recuerdo y en mis entrañas, con una intimidad insospechada. No me queda más remedio que aprender árabe para que mis próximos viajes resulten más útiles y pueda entender directamente las palabras de las niñas, de los jóvenes, de las mujeres y de los ancianos que viven en esta tierra, cruce de caminos de civilizaciones desde hace más de tres mil años. Más pronto que tarde tendrá que caer el muro de la verguenza, del odio, del miedo.... las alambradas serán arrancadas y los palestinos de Gaza podrán reconstruir su parlamento bombardeado, sus escuelas y hospitales, sus casas y sus sueños. Ya se que no es fácil, que todos me direis que estoy soñando. Y teneis razón, estoy soñando, pero cuando muchas personas tienen el mismo sueño, no sé como, pero al final el sueño termina haciendose realidad. Y yo no puedo dejar de soñar, dejar de imaginar todo lo que se podría hacer para mejorar la vida en esta orilla del Mediterraneo en la que se mezclan Asia, África y Europa. El atardecer en Gaza es tan hermoso como pueda serlo al otro lado del mar, si bien aquí el sol se pone pone sobre las aguas, como en Lisboa. Adios, mis dulces amigos... volveré, porque habeis conquistado mi corazón.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Ramon por esa ventana que nos has enseñado sobre Gaza en primera persona. Tus deseos son los de muchos de nosotros, ten la seguridad que lo podremos ver con nuestros propios ojos ese muro q han levantado y que con las manos desnudas lograremos tirar entre todos mas rapido de lo que lo han levantado. Nos vemos en Madrid y hablamos. Josu

E.Andradas dijo...

Libertad para PALESTINA!
Salud

Miriam Carrasco dijo...

Hola Ramón. Mil gracias por este comentario y las fotos. La niñas están preciosas y se les ve muy contentas.Mi Israa... Mi Fátima... Y qué decir de Iyad, simplemente maravilloso, un ejemplo de lucha y resistencia, de bondad, solidaridad, madurez y ganas de vivir. Cuanto les echo de menos... Me ha encantado lo que has escrito y como lo has escrito, como te has expresado. Empecé a leer llorando y sigo llorando. Increíble... Shokrn ktir ktir ktir... La situación de Gaza es extremadamente grave: Llevan semanas sin luz, Iyad me lo dice a diario. Ya no saben que hacer. El bloqueo de la Franja de Gaza cada día afecta más a la vida de las personas y la ocupación, cada vez les destruye más y más. Así, la voz de los que habéis estado allí (insha'Allah pronto se pueda añadir la mía) junto con la de la población palestina es realmente importante para dar a conocer al mundo lo que allí está sucediendo, tanto en Gaza como en Cisjordania. Gracias y felicidades nuevamente por este artículo que tanto me ha emocionado.

Iyad Tahrawi dijo...

My Friend

from translating your article into english , i was able to understand it and fell the great emotins and sympethizing that you have for me , the girls and Gaza .
your visit here to gaza was so pleasant for me and the girls and everyone in plaestine , because people like you give us hope and make us know that someone cares about us , someone is trying for us .

i wish that you spent nice days and you understood the real situation in gaza ( part of palestine ) .

Best Regards

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...