25.9.19

¿Quo Vadis EQUO?


En 2011 EQUO nace unificando a los pequeños y dispersos partidos verdes preesxistentes, a partir de una iniciativa en la que participan personas relevantes  procedentes de las principales organizaciones ecologistas  y numerosos activistas que se incorporan por primera vez a la política reclamando nuevas formas y contenidos. Horizontalidad, primarias, radicalidad democrática, feminismo y por supuesto una respuesta a la crisis ecológica global que en ese momento aún no está en la agenda política. Todo ello en paralelo a la eclosión del 15M.
Parece que por fin llega la oportunidad de que emerja un partido verde, pero el adelanto electoral nos deja fuera del Congreso.
En las Europeas de 2014, obtenemos un eurodiputado con Compromis. Pero la sorpresa de dichas elecciones es la espectacular emergencia de Podemos con 5 eurodiputados. Podemos ocupa nuestro espacio transformando en representación política el formidable impulso del movimiento de los indignados del 15M.
Ante la ventana de oportunidad política que abre la emergencia de Podemos, EQUO se suma al espoacio del cambio obteniendo la mayor representación de la Ecología Política desde el Manifiesto Tenerife con el que nacieron Los Verdes en los años 80
Podemos envejece rápidamente y sufre una crisis política que se inicia en la legislatura fallida de 2015. Abandona el discurso trasversal y ganador apuesta por el hiperliderazgo, un modelo de organización muy vertical y un discurso propio de la izquierda tradicional, fracasando, como ya le ocurrió a Julio Anguita en el objetivo del sorpaso al PSOE.
EQUO, se ve afectado por la evolución de Podemos, principal socio del espacio del cambio. En Madrid formamos parte del proyecto de Más Madrid desde su inicio y la afiliación lo apoya abrumadoramente
Ante las Generales de abril, la afiliación aprueba la coalición con Podemos por un magro 51% Sin embrago para las Europeas EQUO alcanza dos posibles acuerdos y la afiliación se pronuncia: 71% a favor de Compromiso por Europa y 14,5% a favor de Unidas Podemos. El sector minoritario maniobra registrando la coalición con Podemos y la Junta Electoral ante la presencia de EQUO en dos coaliciones diferentes deja al partido fuera de ambas.
El fracaso de las negociaciones entre PSOE y Podemos para formar Gobierno nos lleva a la convocatoria del 10N, con el estupor, el  hartazgo,  y la indignación de la ciuadadanía y el altísimo riesgo de victoria electoral de las derechas por un aumento de la abstención
La reconfiguración del espacio del cambio ofrece por primera vez en España la oportunidad de que emerja un espacio político verde y ecofeminista, ligado al mismo tiempo al exitoso proyecto inicial de Podemos. En política, cuando se abandona un espacio, inevitablemente otros actores lo ocupan. Más Madrid ya renovó las ilusiones de la nueva política en mayo, ampliando el voto de la izquierda en comparación con el resultado de las generales un mes antes. Se perdió el Ayuntamiento y no se logró el gobierno de la Comunidad, pero ha nacido un nuevo espacio político con capacidad de diálogo, cooperación  y movilización electoral.
EQUO no puede desaprovechar esta oportunidad y confío en que se sume junto a Compromis y la Chunta
Es muy legítimo trabajar por la Ecología Política en otros espacios políticos, legítimo y necesario. Nadie duda ni pone en cuestión el positivo papel desempeñado por Cristina Narbona o Teresa Rivera en el PSOE. Tampoco tengo ninguna duda de que Juantxo López Uralde seguirá trabajando por la Ecología Política desde Podemos. Pero EQUO debe decidir si se suma al proyecto verde emergente, que lidera Errejón, si, pero que cuenta con el activo de miles de activistas comprometidos, con el talento de una de una nueva generación muy activa y comprometida con la necesaria transición ecológica de la economía y la respuesta a la crisis climática y ecológica global, con los derechos sociales  y la democracia que sólo serán posibles respetando los límites físicos del planeta y transformando nuestro modo de producir y consumir, con el feminismo que reclama la igualdad, con los derechos LGTBQ, con los derechos de los animales… y también, por qué no decirlo, con la experiencia de una generación  que empieza a entrar en la tercera edad y lleva  décadas peleando y trabajando por un futuro en paz con el planeta y con nosotras mismas.
Por eso creo firmemente que el proyecto de EQUO y el de Más Madrid son el mismo y deben caminar de la mano sumando talento, experiencia e ilusión. Más Madrid es Íñigo, claro que sí, pero también Manuela, Rita, Inés, Marta, Eduardo Fernandez Rubiño, Amanda Romero…. Todas ellas y muchas más han devuelto la ilusión a este viejo verde que no se resigna a perder el futuro.


Ramón Linaza, Asesor en Medio Ambiente y Movilidad en el Ayuntamiento de Madrid 2015 2019 y miembro de EQUO

30.6.18

#QueremosUnMarrón Madrid, ¡acierta con la orgánica!


El Ayuntamiento de Madrid acierta al implantar la recogida selectiva de la orgánica. Los biorresiduos, restos alimentarios y restos de poda y jardinería básicamente representan casi la mitad del cubo doméstico y un 34% de los residuos urbanos. Su recogida y tratamiento selectivo es imprescindible para recuperar los recursos que contienen, materia orgánica que transformada en compost necesitamos para nutrir nuestros parques, jardines, bosques forestales y espacios naturales así como para feritilizar suelo agrícola en el entorno de la biorregión madrileña más allá del municipio.
La recogida selectiva de la orgánica mejora también el resto de fracciones y su tratamiento permite alcanzar el objetivo de un 50% de preparación para la reutilización y el reciclaje que marca la UE para 2020.
En noviembre de 2017 se inicia la recogida selectiva en 17 ámbitos de 10 distritos de la ciudad. En otoño el modelo se extiende a 12 distritos para llegar a los 21 distritos entre 2019 y 2020.
De todos modos todos los municipios estarán obligados a recoger separadamente la orgánica a  partir de 2020. En Madrid nos hemos adelantado, si bien Barcelona y otros municipios nos llevan una década de delantera. “Acierta con la orgánica” es la exitosa campaña de comunicación para la implantación de la recogida separada de la fracción orgánica: www.aciertaconlaorgánica@madrid.es  . Se han visitado individualmente domicilios y comercios de los 17 ámbitos donde se ha iniciado el piloto, facilitando un kit para el compostaje (cubito marrón, imanes informativos para la nevera , etc) así como puntos informativos en los barrios pioneros. El porcentaje de impropios ha sido de un 25%, muy similar al de otras ciudades que inician la recogida selectiva. Barcelona podría estar en un 14% de media y Milán afirma haber alcanzado un 4%, cifra que es cuestionable. Por el contrario en Finlandia tras una década de recogida selectiva siguen en un 25%. Sin duda hay mucho margen de mejora para reducir los impropios. Pero un porcentaje superior 2%  impide obtener un compost de calidad con valor agrícola. Hay otra forma de obtener recursos de la materia orgánica: la biometanización, proceso de maduración sin aire para la obtención de metano. El Parque Tecnológico de Valdemingomesz dispone de 5 digestores para biometanización de la orgánica con una capacidad de unas 300.000T año.
La nueva Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos 2018/2022 del Ayuntamiento de Madrid contempla el fomento del compostaje doméstico y comunitario como medida de prevención y el Agrocompostaje como tratamiento complementario.  Por otro lado las plantas de tratamiento de la orgánica están en proceso de trasformación preparándose para la llegada selectiva de la orgánica de toda la ciudad en menos de dos años.
Las inversiones que se hicieron en décadas pasadas para la biometanización, con fondos europeos, serían imposibles hoy en día por lo que se descarta ampliar la capacidad para biometanización. Está en vías de solución el que parte del metano obtenido no pudiera aprovecharse, quemándose en entorcha, debido a las limitaciones de los contratos. Es una buena noticía que permitará aprovechar todo el metano. Tras la obtención del metano lo que queda es un digestato, materia orgánica con alto contenido de agua y similar a los lodos. El digestato presenta dificultades para su compostaje . Actualmente se está trabajando para su evetual secado en las plantas de secado de lodos de depuradoras como Butarque. Pero esta solución implica coste y huella ecológica por su trasnporte.
Por otro lado el ”Valdemingomez de la Economía Circular” va a permitir dotar al Parque de capacidad de innovación e investigación. Hoy en día hay diversos métodos que permiten acelerar el proceso de compostaje. El compostaje con larvas de insectos permite reducir el proceso a 5 semanas, frente a los 3 o 4 meses del compostaje tradicional. El uso de algas también permite acelerar el proceso aportanto al mismo tiempo nutrientes al compost final.
El compostaje aerobio (en presencia de aire) para la obtención de compost es un complemento imprescindible a sumar al tratamiento anaerobio (sin aire) para la obteción de metano.
El compostaje doméstico y comunitario descentralizado es una potente herramienta para obtener un compost de altísima calidad que podría llegar a alcanzar un 10% de la orgánica en el municipio. Parece poco, porque lo importante es saber que hacemos con el restante 90% de los biorresiduos. Sin embargo es un modo de contribuir al objetivo de reducción de la generación de residuos que podemos estimar en un 3,4% del total generado por la ciudad, nada menos que 42.000 toneladas considerando el total de RSU generados por la ciudad en 2017 (1.300.000 Toneladas).

En 2017 se puede estimar que la ciudad produjo 442.000 T de biorresiduos. La contribución del compostaje doméstico y comunitario descentralizado  reduciría la cifra a 400.000 T. El compostaje doméstico y comunitario es una medida de prevención, son residuos que no generan costes de recogida y tratamiento.
En 2016 pusimos en marcha dos proyectos piloto para el Agrocompostaje , Madrid Agrocomposta http://madridagroecologico.org/presentacion-de-madrid-agrocomposta-el-primer-piloto-de-recuperacion-de-materia-organica-para-agrocompostaje/ en los que se recogieron y trataron 32 toneladas de residuos con un procentaje del 0,2% de impropios. Los residuos eran aportados por huertos urbanos, comedores escolares y otros y se llevaron a huertas agrícolas periurbanas para su compostaje y aprovechamiento  como fertilizante natural.
En octubre de 2017 licitamos un contrato por dos años para el agrocompostaje, con un alcance de recogida y tratamiento de 200 T año. El procentaje de impropios está en el 0,1%
El primer nodo de compostaje comunitario surgió en Hortaleza en diciembre de 2016. https://compostajecomunitariohtz.wordpress.com/ Un espacio comunitario para el compostaje pionero en la ciudad. En 2017 se aprobó en los Presupuestos Participativos  la extensión de los nodos de compostaje comunitario a todos los barrios del distrito.  La “marea marrón” de Hortaleza ha creado una moneda social: la MOLA (materia orgánica liberada) http://madridagroecologico.org/mola-residuos-organicos-barrio/ . Por cada  kilo de residuos aportados se obtiene una Mola, vale de descuento equivalente a  0,25€ en los comercios locales adheridos a la iniciativa.
Sin duda hay un reto por delante para hacer la transformación que supone esta revolución marrón. Revolución porque es un cambio cultural enorme y un vector de cambio importante en la estrategia para hacer la ciudad más sostenible, saludable y resiliente. Marrón, porque es un marrón, es un cambio complicado que necesita implicación de toda la ciudadanía para tener éxito. Pero es un cambio imprescindible. Por eso las organizaciones sociales que trabajan en el ámbito de los residuos han dicho muy claro: #QueremosUnMarrón. Queremos hacernos cargo de nuestros biorresiduos para compostarlos.
Contamos con un movimiento social generado entorno al compostaje y al que el Ayuntamiento ha sido muy receptivo facilitando el nodo de compostaje de Hortaleza y dando continuidad al proyecto de Agrocompòstaje con una licitación en abierto. Sin duda los cambios son lentos, condicionedos por las dificultades de los procesos administrativos municipales y la enorme inercia de un modelo de gestión en las última decádas, caro, ineficiente y caótico.

Residuo forestal y de poda y jardinería
En marzo de este año las lluvias y tormentas produjeron la caída de unos 2.000 árboles en la ciudad (la media histórica mensual está en 42 arboles caidos). Muchos de ellos en Casa de Campo. Nos pedían 18.000€ por retirarlos. En lugar de eso se subastó el aprovechamiento del residuo y lo obtuvo la empresa segoviana Sintala http://sintaladesign.com/ por 3.000€ más 5000€ en mobiliario para el parque obtenido de la propia madera. El gran residuo forestal tiene un aprovechamiento como reutilización de la madera, más interesante que su reciclaje para biomasa.
Actualmente el residuo de poda municipal (menor de 30 cm de diámetro)va a la planta de Compostaje de Migas Calientes. Se obtiene “mulching” de diversos grosores que sirve para acolchado de zonas verdes y también como estructurante para el compostaje de restos alimentarios.
Los parques forestales, parques históricos, jardines, zonas verdes y hasta los alcorques de la ciudad necesitan materia orgánica que regenere el suelo. Más ahora que con el Plan de Infrastructura Verde y Biodiversidad se apuesta por la naturalización de la ciudad y el abandono progresivo de fertilizantes  y herbicidas químicos. Migas calientes recibe una parte del residuo de poda municipal y nada del residuo de poda privado. Es una planta excelente que ha estado trabajando por debajo de su capacidad, hasta la ejecución de los planes extraordinarios de poda y tala para el saneamiento del arbolado urbano, periodo en el que ha aumentado su rendimiento.  Ese acolchado que se obtiene es una excelente alternativa a las insostenibles praderas. Madrid no puede permitirse el derroche de agua que supone la pradera, propia de otros climas, menos aún ante el aumento de la temperatura y la pérdida de recursos hídricos.
Pero Migas Calientes no tiene capacidad para gestionar todo el residuo de poda municipal y menos aún el privado. Los parques y jardines producen un residuo que necesitan para regenerar el suelo y lo más útil y sostenible es hacerlo en el propio parque o jardín. Los huertos urbanos compostan sus propios restos vegetales  y algunos compostan también restos alimentarios de las familias del huerto.
Todos los parques tienen espacio para compostar estos vegetales. Hasta en una terraza de 6 m2 puedes hacer compostaje doméstico. El compostaje del residuo de poda en el propio parque es también una medida de prevención que elimina el transporte a la planta de tratamiento y contribuye a la regeneración natural del suelo. Hay muchos lugares en parques y zonas verdes donde sería posible no solamente compostar el resiudo de poda sino también poner en marcha nodos de compostaje comunitario para tratar los residuos alimentarios del vecindario. Uno de esos lugares es la Quinta de Torre Arias. En la parcela norte de la Quinta que carece de edificios ni elementos históricos hay espacio suficiente para compostar los restos orgánicos de todo el entorno, en un proyecto comunitario participativo que podría incluir un gran huerto solidario, dando continuidad al existente en la parcela histórica.
Debemos prepararnos para el calentamiento global haciendo la ciudad más resiliente y natural. La visión de la fracción orgánica debe estar ligada a la estrategia para desarrollar la infraestrucura verde de la ciudad y la biodiversidad creando corredores ecológicos y nuevos espacios verdes como cubiertas vegetales, plazas duras naturalizadas y nuevas plantacionmes forestales.
El Madrid del siglo XXI debe aprovechar sus terrazas y azoteas tanto para la producción de energía solar fotovoltaica como para la instalación de cubiertas vegetales que aumentan la eficiencia bioclimática del edificio y contribuyen a aumentar la masa vegetal de la ciudad.
El compostaje doméstico  tiene mucho potencial de desarrollo en las zonas con viviendas unifamiliares dotas de jardín. Pero también en comunidades de propietarios dotadas de espacios interiores, patios y jardines donde podrían compostar los residuos orgánicos de los residentes con supervisión y apoyo  por parte del Ayuntamiento.
Debemos entender que es necesario un enorme esfuerzo de toda la ciudadnía, residentes, sector comercial, Ayuntamiento, trabajadores, empresas para lograr que la recogida selectica de la orgánica sea un éxito y podamos reducir los impropios por debajo del 25%. Pero al mismo tiempo hay un sector de la sociedad dispuesto a participar en procesos virtuosos de tratamiento de la orgánica en los que el procentaje de impropios se situa ya en un 0,1% permitiendo la obtención de un compost de alta calidad.
El plan de fomento del compostaje doméstico y comunitario deberá abordar sesiones formativas e incentivos para las familias que se acojan a este modelo. Por ejemplo podría haber una partida para Comunidades de Propietarios que se acojan al compostaje comunitario y una jornada festiva de la orgánica en la que se premiara al “mejor marrón” de Madrid.
Por su parte el Agrocompostaje tiene también un potencial de crecimiento enorme. Los comedores escolares y de empresa que participan actualmente en el contrato de Agrocompostaje aportan un residuo de alta calidad con un mínimo de impropios. Junto a los contenedores abiertos, en los que la experiencia dice que resulta muy difícil evitar un alto porcentaje de impropios, podría haber contenedores de “gama A” para aquellas familias, empresas  y colectivos que desean hacer un mayor esfuerzo, contenedores que se destinarían a un tratamiento virtuoso de Agrocompostaje para la obtención de compost de calidad con valor como fertilizante agrícola.

Madrid Acierta con la orgánica es el inicio de un proceso de transformación lleno de oportunidades para lograr una gestión sostenible de nuestros residuos.

¡Vinimos a cambiar el mundo! Por un Orgullo Verde


Hace cuarenta años nos juntamos todos los peligrosos para celebrar el primer Orgullo en Madrid. Decíamos que no veníamos a cambiar las leyes, sino la vida. Y me pregunto, ¿hemos cambiado el mundo? Y la respuesta es sí, pero… apenas hemos empezado.
Y no queda tiempo. 2050 es la fecha límite para impedir que el calentamiento global ocasione una catástrofe ecológica. Sin medio ambiente no tendremos ningún ambiente.
Madrid es hoy referente mundial de la igualdad, pero cada día se suceden agresiones homófobas y tránsfobas en nuestra Comunidad. Por todo el planeta nuestras hermanas son perseguidas, encarceladas, torturadas, asesinadas…
Queda mucho por hacer.
Miremos hacia atrás y reconozcamos todo lo que hemos logrado, el matrimonio igualitario, el cambio cultural. Somos una minoría, la comunidad LGTBI, que nos hemos transformado en mayoría porque la sociedad madrileña nos ha hecho protagonistas de las fiestas más populares de la ciudad.
Tenemos poder y capacidad de influencia y debemos ejercerla. Asumiendo la urgencia de impedir que decenas de miles de seres humanos que huyen de la guerra, el hambre y la persecución mueran cada año en el Mediterráneo… o en la frontera sur de EEUU.
La urgencia de frenar el cambio climático y la destrucción de la biodiversidad, de cambiar nuestro modelo de producción y consumo. ¡BASTA YA DE USAR Y TIRAR!
Debemos dar ejemplo, y un Orgullo que se precie deberá ser también sostenible, ecológico y verde. Porque es necesario cambiar nuestro modelo de consumo y de ocio. Y nosotras somos great influencers, un modelo de referencia. Es posible disfrutar del Orgullo sin latas ni botellas ni vasos de tirar. Porque dejamos una enorme cantidad de toneladas de residuos después de la fiesta.
¡Bebidas de grifo y vasos reutilizables obligatorios en el Orgullo de 2019!
¡Fuentes y botijos por toda la ciudad!
AEGAL en 2017 aceptó un pequeño proyecto de vasos reutilizables, muy por debajo de la petición del Ayuntamiento. En 2018 no tenemos vasos reutilizbles. Yo creo que los 500.000€ que aporta el Ayuntamiento de Madrid a AEGAL deberían permitir apostar por un Orgullo sostenible y rebajar el coste para las arcas municipales de la limpieza y recogida de los residuos que dejamos.
2019 será un año un importante. Me gustaría celebrar el éxito en mayo de Ahora Madrid con el primer Orgullo Verde de la historia.
Miremos hacia atrás para tomar impulso y abordar los retos de los próximos cuarenta años: cambio climático, agotamiento de recursos, fenómenos metereológicos extremos, sequías…. Si no somos capaces de alumbrar una gobernanza global que garantice el acceso equitativo a los recursos, la libertad, la democracia, los derechos universales, la cooperación… veremos regímenes ecofascistas que impondrán el control de los recursos por una minoría, y os aseguro que esos regímenes serán homófobos y tránsfobos. El fantasma del racismo, la xenofobía, el nacionalismo excluyente recorre Europa. Entre los ahogados en el Mediterráneo también hay hermanas trans, lesbianas, bisexuales, gays
Nunca demos por definitivamente adquiridos nuestros derechos porque costó muchos años lograrlos y bastaría una profunda crisis social, caldo de cultivo de la extrema derecha, para arrebatárnoslos.

30.3.17

Amo el carril bici

Hace unos 52 años que monto en bici y más de 15 que lo hago a diario como medio de transporte en Madrid. Participé en 2004 en la primera ciclonudista y en las primeras bicicríticas cuando a penas eramos 20 o 30. Soy socio de Pedalibre y es muy probable que actualmente trabaje como asesor en el Ayuntamiento de Madrid entre otras cosas por mi activismo a favor de la bici.
Estoy acostumbrado a culebrear entre los coches, feliz sobre las dos ruedas que son como una extensión de mis piernas y me permiten moverme por la ciudad de forma rápida, barata y solidaria. Y no voy a negar que me siento orgulloso de las políticas de movilidad que está impulsando el Ayuntamiento gobernado por Ahora Madrid. Los cambios no son fáciles y sin duda resultan más lentos de lo que quisieramos, pero sabemos que defendemos la salud de toda la población y seguimos el rumbo de decenas de ciudades que han apostado por la modernidad y la recuperación del espacio público para las personas. Enfrente el Partido Popular no defiende ya el discurso de Gallardón, un discurso propio del s XX basado en el uso prioritario del vehículo motorizado privado, con petroleo barato, grandes infraestructuras viarias y urbanismo disperso. No, Esperanza Aguirre ha retrocedido hasta el S XIX, como si la ciudad no hubiera evolucionado desde que se abriera la Garn Vía. Ciudadanos con su errático discurso contribuye a animar comisiones de medio ambienmte y plenos provocando la hilaridad del personal con sus ocurrencias.
Hasta aquí todo bastante previsible. Pero resulta que un pequeño grupo de ciclistas hiperactivo en las redes sociales ha venido a aliarse con los enemigos de la bici, para hacernos creer que los carriles bici son peligrosos para el ciclista y sólo benefician a los coches.
Así que voy a dejerlo bien claro. Ni la bicicleta ni los carriles bici son peligrosos,.lo peligroso es la contaminación que mata prematuramente a más 2000 personas cada año en Madrid. Lo peligroso son los conductores que circulan por encima de los 50 km/h máximos permitidos en la ciudad o que creen que la limitación a 30km/h de los ciclocarriles compartidos no va con ellos.
La Federación Europea de Ciclistas, que agrupa a las principales asociaciones ciclistas de todo el continente considera que la constrrucción de infraestructuras ciclistas segregadas es la mejor forma de potenciar el uso de la bicicleta como medio de transporte. Gracias a su trabajpo han conseguido que la Comisión Europea abra una linea de financiación para que las ciudades puedan hacer infraestructuras ciclistas, es decir carriles bici. Ciudades como Amsterdam o Copènhague tienen carriles bici. El uso de la bici aumentó exponencialmente en Sevilla o Valencia con la construcción de carriles bici. Nueva York apuesta por carriles bici para mejorar la seguridad de ciclistas y peatones. En Madrid la petición de carriles bici es una de las propuestas más frecuentes en los presupuestos participativos.
Por supuesto no son necesarios carriles bici en todas las calles. Los ciclo carriles 30 han cumplido un papel importante al visibilizar y legitimar la bicicleta en la calzada, las calles tranquilas no necesitan carril bici. El carril bici es sólo una solución más para garantizar itinerarios ciclistas lo suficientemente seguros como para estimular el uso de la bici por personas que actualmente no la usan. También es una forma de sacar a las bicis de las aceras.
A esos biciguerreros de la calzada que reniegan del carril bici les reto a que vayan cualquier día laborable entre las 8 y las 9 de la mañana desde Plaza de Castilla hasta el Hospital La Paz. Verán lo divertido que es circular entre los coches. Yo lo hago al menos una vez al mes y puedo asegurar que es un infierno. No me desanima a seguir yendo en bici por los eferctos positivos que tiene sobre mi salud, pero la verdad, entiendo que desanime a mucha gente. Y lo mismo se puede decir del ciclocarril 30 en Paseo de Recoletos cualquier tarde, por no hablar de calles como Jose Abascal. No me dan miedo los coches pero desde luego circularía mucho más a gusto por un carril bici en ciertas vias. Un carril bici en calzada naturalmente. Las aceras bici fueon un error en su día y deberían ser desmanteladas.
Supongo que a quienes reniegan del carril bici no se les ocurrirá jamás circular por carriles bici segregados como los de la Dehesa de la Villa o la Ciudad Universitaria. Mucho más emocionante  es circular en bici por Sinesio Delgado o por la A6 respirando el humo de los coches. que hacerlo rodeado de árboles.
Seamos serios, si me dan a elegir elijo el carril bici, salvo que por mi itinerario el carril bici no me resulte útil. Claro que las bicis tienen que convivir en la calzada con los demás usuarios, que es necesrio reducir el uso del coche, que es necesario que los conductores respeten los límites de velocidad, que los coches respeten a los ciclistas y los ciclistas respeten a los peatones. Pero esta barbaridad de decir que los carriles bici son peligrosos y que los ciclistas deberáimos rechazarlos es un despropósito. Un despropósito al que se afreran populares y ciudadanos como a un clavo ardiendo para defender el supuesto derecho que tiene el 20% de la población que va en coche a ocupar el 80% del espacio en el viariuo.
Así que harto ya de polémicas estériles lo proclamo a los cuatro vierntos: yo amo el carril bici. Y que me insulten lo que les de la gana en las redes. Llevo muchas décadas defendiendo los valores en los que creo y soy duro de pelar, ya corría delante de los grises gritando aministía y libertad cuando todavía dictaba un general bajito y criminal de voz aflautada. Hace 39 años que firmé como convocante la primera manifestación del Orgullo cuando todavía existía la Ley de Peligrosidad Social. Dentro de pocas semanas usaré el carril bici de Santa Engracia a diario y en ambos sentidos y tendré muy claro que su construcción ha sido un avance para la movilidad ciclista y para la calidad del aire en esta ciudad.
Ya sabemos que hay obreros de derechas o mujeres machistas , ahora hay ciclistas anti carril bici. Legítimo desde luego, pero incomprensible, irracional y absurdo.
¿Carril bici? sí, siempre que sea posible, necesario o conveniuente. A no, perdón que lo que hay en la calle de Alcalá y calle Mayor no es un carril bici según algunos calzadistas sino una "reserva de espacio en la calzada para las bicis". Bueno llamadlo como querais, a mi me parece más sencillo llamarlo carril bici que "reserva de espacio en la calzada para las bicis". Lo importante es que cada día decenas de miles de personas se animen a usar la bici en Madrid para sus desplazamientos diarios.Lo agradecerá su salud y su bolsillo pero tambien la salud de toda la población.

29.10.16

El debate territorial y la investidura de Rajoy



Las elecciones del 26 J hubieran permitido un Gobierno de centro derecha si la derecha nacionalista española, PP y Ciudadanos, fuera capaz de entenderse con la derecha nacionalista catalana y vasca.
Frente al reto nacionalista, Mariano Rajoy ha sido investido por el frente constitucionalista, la triple alianza de PP y Ciudadanos con la abstención del PSOE. Una alianza que se corresponde con la de socialistas, populares y liberales en el Parlamento Europeo. Una alianza que comparte en gran medida las políticas económicas neoliberales dominantes en Europa y en el mundo en las últimas décadas.
Mariano Rajoy, político profesional del PP desde el año 1981, máximo responsable político hoy en día de las décadas de corrupción de su partido, el Mariano del “Luis, se fuerte” como mensaje de ánimo y solidaridad con las ovejas negras pilladas in fraganti, vuelve a ser presidente sin mover ni una ceja, recogiendo la fruta madura de las incoherencias ajenas.
Más de cinco  años de movilizaciones desde el nacimiento del 15M, la irrupción de Podemos, la conquista de los ayuntamientos del cambio con las confluencias ciudadanas municipalistas, dos elecciones generales y dos fracasos para articular una mayoría política de cambio, se han estrellado contra la aritmética parlamentaria, propiciando la continuidad de las políticas contra las que una mayoría social se había rebelado propiciando un terremoto electoral y la alteración definitiva del sistema de partidos surgido de la Transición, con el fin del bipartidismo.
Existían alternativas a un Gobierno popular. La más razonable la de un Gobierno del PSOE, Unidos Podemos y las confluencias con la abstención de nacionalistas vascos y catalanes. Pero el federalismo histórico del PSOE es como su republicanismo: histórico.
Si analizamos el sistema de partidos actual desde el eje del debate territorial, que tanto está crispando y condicionando el debate político, vemos dos extremos:
Ciudadanos como máximo representante de un nacionalismo español recentralizador, fiel aliado del Partido Popular, defensor a su vez, del status quo autonómico. La derecha nacionalista española niega la existencia de una nación catalana o vasca. La Constitución del 78 introdujo el término “Nacionalidades históricas” como difícil cuadratura del círculo en el debate territorial que en nada altera la definición de la nación española como una e indivisible.
En el otro extremo estarían los independentistas catalanes y vascos.
No deja de ser significativo que Unidos Podemos fuera la fuerza política más votada en Cataluña y Pais Vasco en las Generales. Precisamente porque se sitúa en el centro del debate territorial. La única fuerza política de ámbito estatal que defiende el derecho a decidir, el último puente que queda entre partidos estatales y periféricos.
El PSOE no solo no tiene perfil propio, sino que está fracturado, como evidencia la posición del PSC en el debate de investidura. Los socialistas han pagado muy caro en Catalunya y Euskadi la posición del PSOE contraria al derecho a decidir. Hay que decir que en el franquismo y el inicio de la transición los socialistas compartieron con el resto de la izquierda el derecho de autodeterminación de las nacionalidades históricas. Si bien el régimen autonómico supuso un avance histórico en el autogobierno de nacionalidades y regiones, hoy pagamos la debilidad del consenso constitucional del 78 (del que no participaron los nacionalistas vascos). Del “derecho de autodeterminación de las nacionalidades históricas” solo entró en la Constitución el término nacionalidades históricas, vinculado a los estatutos de autonomía de la República. El derecho a decidir quedó fuera del consenso constitucional.
Pero hoy ese consenso constitucional está roto. Hay una fractura entre la triple alianza que sustenta al gobierno del PP y el resto de la cámara que cuestiona la Constitución del 78.
Del mismo modo, la reforma expres de la Constitución pactada por PP y PSOE para poner el pago de la deuda por encima de los derechos constitucionales, supone la ruptura del consenso constitucional en el debate social.

El derecho a decir es el único punto posible de encuentro entre los dos bloques nacionalistas antagónicos. El único que permite un debate abierto, transparente, informado y  finalmente una decisión democrática de la sociedad. Se ha hecho tres veces en Quebec, se ha hecho en Escocia. Y al final se hará en Catalunya, si no al tiempo. Cuanto más se retrase el proceso, más crecerán los partidarios de la independencia.
La triple alianza del frente constitucional rechaza radicalmente el derecho a decidir. Fueron las líneas rojas del PSOE que impidieron un Gobierno de izquierdas con apoyo de los nacionalistas periféricos.
Se inicia una legislatura incierta, en la que de momento solo hay continuismo en las políticas de la desigualdad y los recortes,  y falta absoluta de diálogo en el debate territorial -hoy por hoy un debate de sordos-. El PP gobierna en minoría, cierto, pero con Ciudadanos como subalterno y fiel escudero y con un PSOE rendido y entregado a cambio de nada y con una dolorosa fractura interna.
En este panorama, Unidos Podemos y las confluencias, tiene la responsabilidad de liderar una alternativa de Gobierno. Y para ello debe convencer de su capacidad para gestionar y gobernar.
Podemos nació para gobernar de otra manera, para la mayoría de las personas. Sería un error ahora retirarse al rincón de la izquierda. Muy al contrario, el enfrentamiento territorial, la situación comatosa del PSOE y la debilidad de Ciudadanos, deja a Unidos Podemos un espacio político que si se gestiona con inteligencia será capaz de liderar la oposición y construir una nueva mayoría política.
Los Verdes Europeos tienen una larga tradición de colaboración con partidos nacionalistas de izquierdas agrupados en la Alianza Libre Europea asociada al grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo. EQUO como miembro del Partido Verde Europeo y de la coalición Unidos Podemos tiene mucho que aportar en el debate territorial.
Como ecologistas defendemos las biorregiones, la necesidad de gestionar conjuntamente cuencas fluviales, litorales, espacios naturales, que afectan a dos o más estados, porque la naturaleza no entiende de fronteras administrativas. Somos partidarios de una Unión Europea federal, con un Parlamento soberano y una presidencia elegida por la ciudadanía europea. De hecho hemos sido el único partido europeo que eligió en primarias a sus candidatas a la presidencia de la Comisión y el Parlamento europeos.
Por otro lado las lenguas y culturas minoritarias forman parte del patrimonio cultural europeo y deben ser protegidas. Del mismo modo que defendemos la biodiversidad, también la diversidad cultural y lingüística debe ser respetada y protegida como patrimonio de la humanidad.
Cuando una determinada comunidad cultural o lingüística se siente a sí misma como nación, de forma mayoritaria, negar la existencia de un hecho nacional diferencial, es negar la evidencia. Las naciones son construcciones históricas que evolucionan. La sentencia del Tribunal Constitucional contra el Estatut de Catalunya  hizo que saltara por los aires el consenso constitucional en el debate territorial.
Personalmente la independencia de Catalunya me produciría una profunda tristeza y lo consideraría como el fracaso de una convivencia secular. Puestos a imaginar un marco estatal diferente al actual mucho más me ilusionaría una convergencia hispano portuguesa en alguna suerte de confederación ibérica en la que catalanes y vascos participara en pie de igualdad. Una fantasía, minoritaria en la sociedad portuguesa y que nadie ha planteado hasta ahora en España. Tras la unificación de Alemania y el Brexit, la UE se ha hecho demasiado alemana. La Europa del sur paga las consecuencias. Una Confederacion Ibérica tendría el peso de Francia e Italia permitiendo un cierto reequilibrio europeo.
Pero en el debate territorial hay un tercer elemento del que se habla poco: el municipio. La administración local es la hermana pobre de las administraciones públicas. Mal financiada, privada de autonomía, encorsetada e intervenida por la administración central.
La sociedad actual requiere una gobernanza multivel, en donde lo local es al ámbito más próximo a la ciudadanía, responsable de proveer servicios básicos. Un nuevo pacto territorial debería incluir junto con el encaje de las nacionalidades históricas la descentralización pendiente en el ámbito municipal con un reequilibrio presupuestario del reparto entre administraciones central, autonómica y local..
Con frecuencia los cambios políticos se inician en el ámbito municipal. Los llamados  ayuntamientos del cambio son la carta de presentación de Unidos Podemos como gestores de lo público. El éxito de la gestión municipal condiciona la credibilidad de Unidos Podemos como alternativa de Gobierno.
Pero volviendo al debate territorial, hay un territorio que condiciona todas las opciones de futuro: el planeta, un planeta finito, sobrexplotado que entra en la era del Antropoceno y se enfrenta a los retos del Cambio Climático, la pérdida de biodiversidad y el agotamiento de los recursos naturales.
Ante la ausencia de una Gobernanza Global y la incapacidad de los Gobiernos y las NNUU para avanzar en acuerdos y compromisos vinculantes que garanticen una transición energética 100% renovable en 2050, con una economía descarbonizada que impida la subida de la temperatura media del planeta en más de 1,5 grados, las ciudades, responsables de más del 70% de las emisiones deben liderar el cambio.
Las ciudades y municipios tienen por tanto un papel relevante globalmente y también en la construcción de una mayoría política que es plural y aspira a ampliar su confluencia con las fuerzas políticas y sociales dispuestas a abrir un tiempo nuevo.
No será la recuperación del patrimonio simbólico de la izquierda lo que permita construir una nueva mayoría política. El municipalismo, la asunción del carácter plurinacional del estado, la equidad, la igualdad real entre hombres y mujeres, la justicia social y ambiental, el respeto a los animales y el medio natural, la capacidad para cooperar en red en las diversas causas que nos unen, son los colores de una diversidad política fruto de la confluencia por el cambio.
Unidos Podemos debe liderar la oposición, pero también debería ser capaz de dialogar con todos los grupos de la cámara y llegar acuerdos puntuales cuando sea posible. Habrá que ver como afrontan los socialistas su fractura interna, pero hoy por hoy es difícilmente viable una alternativa de gobierno que no incluya a los socialistas. Por más que la crisis del PSOE sea una oportunidad para Unidos Podemos, el derrumbe de los socialistas no es una buena noticia.
Unidos Podemos, además de firmeza en la oposición deberá demostrar capacidad de diálogo y negociación en un parlamento muy plural, en el que la falta de mayoría absoluta del PP podría propiciar algunos avances en la regeneración democrática, la reforma electoral o la lucha contra la corrupción.