27.8.10

la BiciCrítica de agosto

Ayer pude disfrutar nuevamente de la Bici Crítica. Albert Camus y su Calígula me lo habían impedido: durante largos meses tuve ensayos primero y funciones después. Siempre es agradable reencontrase con los colegas. El Gamba estaba más elegante q nunca, con una chula bici clásica importada desde Frankfurt por 25€. Josu me vendió un pulpo con material reciclado (cámaras para la goma y radios entrelazados para el enganche). Una chica vendía calcetines a 2€: "BiciCrítica, alegría entre las piernas", "Marihuana, sana,sana", "apartad vuestros rosarios de nuestros ovarios" y más. Charlé con Agus, con Israel, con Pablo, con los colegas del Patio, saludé a Eva y a Xenon... compré una pegata de la BC -modelo chicas- para la BICI DE PRESTAMO DEL TALLER DE SECO, (bici de sustitución mientras reparo la mía, abandonadita la pobre) Con tanto mercadeo no me enteré que un pelotón había salido Pº del Prado abajo, cuando me tiré a la calzada volvían ya de Neptuno. Sin vueltas a la Cibeles, tan incómodas para todas, tiramos por Alcalá hasta Velazquez y luego por Joaquín Costa -qué placer tirase cuesta abajo por el tunel de República Argentina, compitiendo con las patinadoras. Luego Raimundo Fdez Villaverde a Cuatro Caminos. Bravo Murillo/San Bernardo y FIESTA EN EL SOLAR DEL PATIO. Una BC muy agradable, sin tapones, sin problemas. Ayuda mucho q sea agosto y circulen pocos coches. Más o menos los que deberían circular todo el año para que tuviermos aire más limpio y Dña Ana Botella no tuviera q pedir una moratoria a Bruselas por incumplir la normativa europea en materia de contaminación atmosférica. La Bici Crítica siempre me da buen rollo y buenas ideas. Como además las buenas ideas son "copy left" no hay que pagar derechos de autor por ellas. En el solar del Patio, hay un HUERTO URBANO. Y yo sin saberlo, ¡cuando me queda a 5 minutos de casa! Agotada la fiesta en el Solar, rematamos en el mismísimo Patio Maravillas de la calle del Pez. Más amigos, más ideas, alguna birra y alguna calada porrera, ¿qué más se puede pedir? Madrid parece un laboratorio social en el que gentes muy diversas ejercen la imaginación creativa y colectiva. En junio de 2004 celebramos la primera ciclonudista y pasado el verano empezó la masa crítica mensual q pronto bautizamos como BICICRÍTICA. ¿HAY QUE VER LO QUE HA LLOVIDO DESDE ENTONCES! La criatura ha salido guapa, guapa y hace tiempo que anda sola.

No hay comentarios:

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...