26.5.13

Maniobras electorales en la oscuridad

 El Pais informa de la iniciativa electoral de la Asociación DRY, omitiendo que se trata de una escisión de Democracia Real Ya muy cuestionada por el 15M. La Asociación Dry ha sido acusada de oportunismo, populismo y hasta de estar infiltrada por la extrema derecha. No creo que esto último esté demostarado, pero sí es cierto su intento de obtener el apoyo del movimiento italiano de Beppe Grillo "Cinco Estrellas".
Por su parte Público ofrece una información paralela y totalmente distinta, que se hace eco de los debates que están teniendo lugar en varias asambleas del 15M, así como de la iniciativa Alternativas desde abajo y las próximas jornadas de debate el 7 y 8 de junio en Madrid.
Paralelamente IU hace su enésimo llamamiento a liderar a todos los movimientos sociales bajo su bandera, sin ninguna autocrítica por su responsabilidad en Caja Madrid y su participación en el reparto de la tarta del poder institucional a la sombra del ladrillo durante cerca de dos décadas. Llamazares amaga con una candidatura supuestamente encabezada por Baltasar Garzón tras un proceso de primarias y Cayo Lara deja bien claro que de primarias nada, que el partido (es de suponer que se refiere a la dirección) debe controlar la elaboración de las listas electorales.
Falta un año para las elecciones europeas, dos para las municipales y autonómicas y dos y medio para las generales, si la legislatura se agota que es algo que está por ver. Pero la precampaña electoral parece haber empezado y se multiplican las iniciativas y maniobras electorales.
Está claro que tras la irrupción del 15M hace dos años, nada es lo que era. El regimen del 78 está agotado, el sistema de partidos, opaco, culpable de múltiples corruptelas, refractario al cambio y la innovación y cerrado a la participación de la ciudadanía está en un proceso de descomposición y recomposición. Es posible que PP y PSOE frenen algo la sangría de votos que auguran las encuestas cuando llegue el momento de depositar el voto, pero el bipartidismo está seriamente cuestionado.
En estas circunstancias algunos se apuntan a apadrinar al movimiento 15M para ocupar un espacio en el vacío que dejan los grandes dinosaurios, como es el caso de la cuestionada Asociación DRY. Otros plantean urgencias y mínimos metodológicos para que en el baile de siglas no sigamos quedándonos huérfanos de democracia participativa y real, como es el caso del llamado partido del futuro. Algo realmente imprescindible si no queremos que al bipartidismo le sustituya un cuatripartidismo en el que los partidos sigan siendo opacos en su financiación y sordos a la opinión e intereses de sus electores.
Una de las múltiples ventajas del 15M es que nadie puede realmente hablar en su nombre. Las asambleas, paltaformas, mareas e iniciativas que han ido surgiendo a su calor en estos dos años, han madurado y tienen formas de autogestión en las que la manipulación interesada es cuando menos dificil. El debate está sobre la mesa: ¿deben los movimientos sociales tomar la iniciativa para asaltar las instituciones y colmarlas de votos por un cambio tan necesario como urgente? Y si la respuesta es afirmativa, ¿de que manera?. La mera existencia del debate refleja la maduración política de un movimiento que algunos quisieron ver muerto antes de tiempo y otros no terminan de entender el componente de radicalidad democrática y ciudadana que conlleva.
Desde mi punto de vista sería un error que el 15M como tal se convirtiera en una opción electoral. En primer lugar porque los movimientos sociales deben mantener su independencia del poder político, sólo así podrán exigirle a éste el cumplimiento de sus compromisos. Otra cosa es que se participe a título individual en una determinada opción política e incluso que se promuevan candidaturas ciudadanas no controladas por las cúpulas de los partidos. En uno y otro caso, la exigencia de mecanismos de participación ciudadana como las  elecciones primarias para la selección de las candidaturas o la elaboración colectiva de las propuestas, es imprescindible si queremos avanzar en una democracia participativa y transparente. Tampoco sería bueno reducir el impulso ciudadano del 15M a una mera coalición electoral de la izquierda radical, marginando y excluyendo otras opciones más trasversales. La unidad de la izquierda tiene ya su expresión en Izquierda Unida. Pero hay muchos sectores sociales y políticos que no se identifican con las actuales opciones y que reclaman una renovación del sistema político y de las relaciones entre los partidos y sus electores.
EQUO, como partido ciudadano, horizontal y radicalmente democrático debe estar muy atento a todos estos debates. Pero la crisis actual no es sólo institucional y política. Hay una crisis sistémica por el agotamiento de una civilización basada en un alto consumo de energías fósiles cada vez más caras y escasas. Por eso, el cambio de modelo energético, productivo, de consumo, cultural, es inseparable de los cambios políticos e institucionales. Por otro lado tampoco hay salida en el marco estatal en una economía globalizada, desregularizada y dominada por el capital financiero internacional. Es imprescindible combinar las propuestas globales y las iniciativas locales. Hay que repensar Europa para democratizarla y ponerla al servicio de las personas y del planeta, rescatándola del secuestro al que ha sido sometida por la Troika y los intereses financieros y especulativos que esta representa. En este sentido, Los Verdes Europeos, proponemos una alianza ciudadana europea para cambiar el rumbo de las actuales políticas neoliberales en la UE hacia más democracia, un pacto social verde para la creación de empleo en los sectores emergentes de la economía verde y en la necesaria transición hacia un nuevo modelo energético. No podemos olvidar el contexto europeo y mundial en la presente crisis, porque vamos todos en un mismo barco, un planeta finito cuyos recursos se agotan y nos exige un cambo de rumbo.


2 comentarios:

Luis dijo...

¿De dónde sacas que Cayo Lara haya dicho que de primarias nada? De hecho lo único que ha dicho es que los estatutos de IU exigen primarias en caso de que haya dos candidatos o más. Y el sábado se aprobó este documento que no tiene dobles lecturas posibles: http://imagenes.publico.es/resources/archivos/2013/5/25/1369499782403Llamamiento%20convergencia%20CPF%2025%20mayo%20(3).pdf

Que las fobias no nos hagan inventarnos una realidad inexistente.

Ramón Linaza dijo...

Cayo Lara afirmó en La Sexta Noche hace aproximadamente un mes que el partido debe controlar la confección de las listas electorales para evitar situaciones como la que se produjo en 2003 en la Asamblea de Madrid con los ditupados socialistas Tamayo y Saez. El argumento no se sostiene porque las bases socialistas no habrían votados a esas personas de haberse celebrado primarias. Si IU tiene previsto convocar elecciones primarias, me parece una buena noticia. Ahora bien, convocará primarias sólo para la afiliación, para elegir al líder, mientras el resto de la lista se negocia entre los distintos grupos de presión o corrientes, o bien eligirá la totalidad de la lista en elecciones primarias abiertas a la ciudadanía. No es lo mismo.

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...