10.10.08

Ecología y Feminismo

Las mujeres víctimas ambientales Las mujeres consumistas contra la mayoría de las mujeres del planeta Hay muchas razones para que el feminismo se interese por la ecología y la ecología por el feminismo. El feminismo en sus demandas de igualdad real entre mujeres y hombres, y en sus luchas históricas contra la opresión y el dominio masculino, deberá aprender a pensar más complejamente introduciendo además los parámetros ambientales en sus análisis y luchas. En la larga tarea emancipatoria de las mujeres, hoy no es suficiente el tener solo en cuenta las dimensiones sociales, legales, económicas o culturales. Es urgente reconocer también que la mayoría de las mujeres del primer mundo participan y se integran a menudo acríticamente en un sobreconsumo y destrucción de los escasos bienes ambientales del planeta, lo que a su vez daña las condiciones de vida de muchas mujeres en países menos desarrollados. Muchas mujeres fortalecen aún sin saberlo las relaciones mundiales del patriarcado industrializador y su modelo de desarrollo que genera un enorme continente de injusticia y desigualdad social junto a una gran destrucción y desigualdad ambiental sobre las propias mujeres. Las mujeres que participan en los estilos de vida y hábitos sobre-consumidores en un planeta vivo que muere aceleradamente, paradójicamente también participan en el empeoramiento de las condiciones de vida de la mayoría de las mujeres no integradas en los centros mundiales del desarrollo. Las mujeres modernizadas de este primer mundo que ya han conseguido importantes avances en el terreno de la igualdad entre mujeres y hombres mediante leyes igualitarias no sexistas, no solo contribuyen a la destrucción de los sistemas vivientes, sino que además también ayudan al mantenimiento de la opresión patriarcal y socioambiental de sus hermanas de sexo: las mujeres de países empobrecidos y no desarrollados. Las amenazas y lesiones ambientales al ser universales y colectivas convierten en víctimas a las mismas las mujeres y hombres en su conjunto, y son fundamentalmente comunes para toda la humanidad. Pero el consumismo y sus efectos de creciente destrucción ambiental crea nuevas y singulares divisiones internas entre las mujeres al ser protagonizado por las mujeres de los centros industrializados del planeta. La actual economía globalizada alimenta los suntuosos estilos de vida sobre-consumidores de una minoría de la población mundial que incluye también a las mujeres del mundo desarrollado, pero a la vez también consigue que la mayoría de las mujeres pobres sean las primeras víctimas que sufren la destrucción del medio natural local y global. .............................. Los feminismos de todo tinte y color, y en sus diferentes vertientes teóricas y de lucha ciudadana, también deben apuntarse con urgencia a esta asignatura pendiente de supervivencia y justicia ambiental colectiva. DAVID HAMMERSTEIN EURODIPUTADO de LOS VERDES http://www.davidhammerstein.org/ http://www.davidhammerstein.over-blog.com/

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdona pero no entiendo muy bien este artículo.¿Qué relación existe entre el hecho de ser una mujer que exige un derecho de igualdad con los hombres y el hecho de vivir en una sociedad consumista?
¿A caso se está sugiriendo que el feminismo es la causa de la actual sociedad consumista?
Yo creo que son temas totalmente diferentes. Se puede ser feminista y defender los mismos derechos para mujeres y hombres y al mismo tiempo defender una sociedad menos consumista. No son cosas incompatibles

Anónimo dijo...

lo que he publicado es un extracto de un artículo más largo que puedes ver en el bolg de David Hammerstein.
Existen varias relaciones entre el Feminismo y el Ecologismo así como propuestas más elaboradas desde lo que se ha llamado el Ecofeminismo. Tradicionalmnete las mujeres se han ocupado del cuidado del entorno (no solamente los hijos, también la recolección, el eprovisionamiento de agua o el cultivo). Además las mujeres están vinculadas personalmente al hecho de la reproducción de la vida y de su cuidado. En algunas áreas de la ecología, como es el animalismo, hay una presencia muy imnportante de mujeres. Se podría decir que la "mirada" de las mujeres es más respetuosa con el medio. Ahí los hombres dedicados tradicionalmente a la guerra y la caza deben aprender de las mujeres. Por otro lado las mujeres sufren de manera particular las consecuencias del deterioro medioambiental. En lo referente a la incidencia de los productos químicos en la salud, ellas están más expuestas (por ejemplo através de los productos de limpieza que suelen tener sustancias químicas perjudiciales para la salud), lo que en el caso de mujeres embarazadas afecta también a sus hijos.
Dsede luego que no es incompatible la lucha por la igualdad de géneros y por un medio ambiente saludable. Todo lo contrario, hay zonas en las que ambas luchas convergen.

Anónimo dijo...

bien, ahora sí que te he entendido a tí y estoy completamente de acuerdo.

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...