13.9.13

El lado humano de la política

Esta tarde unas cien personas nos hemos concentrado delante de la Librería Blanquerna para rechar la agresión de la ultraderecha ayer en el acto institucional de la Diada en Madrid.
Yo iba bajo de ánimo, porque, si ya es duro sobrellevar el empobrecimiento y pérdida de derechos generalizados que sufrimos, volver a ver a la ultraderecha actuando como en los setenta me pone los pelos de punta. Afortunadamente hoy en día no hay tanta impunidad como entonces y es de esperar que las detenciones que se han producido conduzcan a sentencias penales.
El delegado del Govern de la Generalitat en Madrid, Josep María Bosch, -y los diputados catalanes que le acompañaban- nos ha expresado reiteradamente su agradecimiento por la convocatoria. Me ha resultado un acto muy emotivo y sincero. Y no es para menos, se te queda muy mal cuerpo después de una agresión fascista. Ha contado como el acto continuó después de forma improvisada en el patio.
Con demasiada frecuencia la política nos divide y los desencuentros tienen siempre un regusto amargo. Pero aún con desencuentros, la democracia y la libertad deben unirnos, especialmente cuando son amenazadas. Ahí debería estar unida la totalidad del arco parlamentario democrático.
Era un acto necesario, improvisado en menos de veinticuatro horas, lanzado a las redes sociales sabiendo lo complicado que resulta convocar con tan poco tiempo. Pero representábamos una parte, me gustaría pensar que mayoritaria de la sociedad madrileña. Es verdad que por desgracia existe en España y en Madrid una catalanofobia avivada insensatamentre por la caverna mediática y la derecha política. Pero también es verdad que  quienes nos iniciamos en la política cantando L'Estaca y Al Vent! hemos sentido como propia esta agresión. No sabemos como evolucionará la política catalana, pero si sabemos que estimamos a las gentes y a la cultura catalanas. Esta ha sido la parte humana del acto que se resume en cariño y agradecimiento. Bosch me ha comentado que Baldoví es el diputado que más excita al los populares y nos ha deseado mucho éxito a EQUO. Precisamente Baldo está también en el lado humano de la política, con sus puestas en escena de sobres y camisetas, peleando por hacerse ver y oir en un Congreso de 350 señorías.
La política tiene estos momentos humanos en que compartimos un sentimiento, más allá de nuestras diferentes visiones

Un centenar de personas repudia en Madrid el ataque ultra por la Diada

No hay comentarios:

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...