30.10.07

Los Verdes de Europa ante las elecciones de 2008

La legislatura comenzó en 2004 para Los Verdes con su presencia por primera vez tanto en el Congreso como en el Parlamento Europeo, gracias al acuerdo progamático y electoral suscrito con el PSOE en enero de 2004. Una gran parte de las medidas tomadas por el Gobierno, desde la retirada de las tropas de Irak, la vuelta a Europa, la paralización del trasvase del Ebro y la reorientación de la política del agua hasta las políticas de igualdad -reforma del matrimonio, ley de dependencia, ley contra la violencia de género- se encontraban ya contenidas en el acuerdo de los socialistas con los verdes. Sin embargo la nueva situación y los nuevos recursos políticos, no han sido aprovechados para consolidar un proyecto verde democrático en España tal como pretendía el Congreso celebrado por la Confederación de Los Verdes en junio de 2004. La convivencia dentro de una misma organización de dos proyectos políticos diferentes y en ocasiones antagónicos sólo puede conducir a la crisis y el enfrentamiento. En este sentido, y al igual que sucede en Izquierda Unida, la insistencia de algunos sectores en mezclar el rojo y el verde sólo ha conducido al marrón. Los ecologistas políticos respetamos el papel que puedan jugar en la defensa del medio ambiente otras corrientes políticas con las que eventualmente podemos establecer alianzas, pero el proyecto verde es un proyecto sustantivo, alejado tanto de las políticas desarrollistas a la derecha y a la izquierda como de las tradiciones autoritarias de la izquierda comunista. En las elecciones municipales y autonómicas de 2007, Los Verdes de Europa nos estrenamos electoralmente en un reducido número de territorios, en condiciones de extrema dificultad. Particularmente significativa resulta la obtención de un concejal en el municipio de Villablino por Los Verdes de Laciana, donde la minería a cielo abierto destruye el futuro de la comarca con el apoyo entusiasta de PP, PSOE, IU y regionalistas, sin pararse en contemplar ningún límite ético en la acción política, como tampoco observan límites medioambientales en la actividad económica. La estrategia de convergencia de Los Verdes con Iniciativa per Catalunya y por ende con Izquierda Unida ha resultado un fracaso que no ha impedido el retroceso electoral de los poscomunistas y tampoco ha aportado ningún rédito a Los Verdes. Tan sólo Iniciativa parece avanzar en su proyecto ecosocialista mejorando sus posiciones tanto en el tripartito como a nivel local. La reciente aceptación de ICV como partido de pleno derecho en el Partido Verde Europeo es una buena noticia en lo que se refiere a la presencia institucional de los verdes europeos, pero su proyecto, cuya argamasa unificadora pasa más por el catalanismo progresista que por la ecología o la tradición comunista no es exportable al resto de España. En estas condiciones, Los Verdes de Europa, como partido federal de ámbito español afrontamos las elecciones como nuestra carta de presentación y el inicio de un proceso que debe conducir a la consolidación en España de un proyecto verde ecologista, feminista y democrático con presencia institucional. Al asumir junto a Cristina García Moreno (presidenta de Galgos sin Fronteras y reconocida activista del bienestar animal) la co-portavocia de Los Verdes de Europa en Madrid y tras tantos meses de duras dificultades, encaro con enorme ilusión el próximo periodo electoral, consciente de las dificultades pero también de las enormes oportunidades que se nos presentan. Tendremos de hacer de la necesidad virtud con una campaña modesta, pero digna, realista pero ética. Sólo la coherencia nos permitirá contar con el respaldo de la ciudadanía. Ramón Linaza Co-portavoz en Madrid de Los Verdes de Europa

No hay comentarios:

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...