14.1.08

Por una Nueva Cultura de la Movilidad

Milán se ha sumado hoy a otras ciudades como Londres o Estocolmo que recurren al peaje urbano para reducir el uso del coche en la ciudad. España está lejos de cumplir Kyoto, pues habría que reducir las emisiones de aquí a 2012 en un 15% respeco del año base 1990, para lo que nos falta una reducción del 14,2%. Por otro lado, el transporte por carretera representa en Españael 21,7% de las emisiones totales de CO2, solo superado por la producción de electricidad (24%).
La movilidad es por tanto un capítulo importante en la estrategia de lucha contra el Cambio Climático, así como para lograr calidad del aire en las ciudades y recuperar para las personas el espacio público urbano colonizado por esas peligrosas, pestilentes y despilfarradoras máquinas llamadas coches y convertidas en paradigma del estatus social, el bienestar, la independencia y la libertad.
Pero los grandes partidos no parecen tenerlo muy claro y apuestan peligrosamente por la carretera. El PP con la M30 o con el Plan de Carreteras de la Comunidad de Madrid, ahora troceado en pequeños tramos para evitar la obligatoria Declaración Estratégica de Impacto Ambiental. No importa que estemos a la cabeza de Europa en nº de km de autovía por millón de habitantes, muy por encima de París, Londres y Berlín. Tampoco que se vean afectadas zonas con protección ambiental (ZEPAs y LICs) o cauces fluviales. Si la conversión del cauce urbano del Manzanares en un gigantesco canal de hormigón ha producido tan buenos réditos electorales, por qué no hacer lo mismo con el Jarama, el Guadarrama, el Alberche o el Henares. Cuatro riachuelos y un puñado de especies y parajes en peligro no deben parar el proceso para superar a Singapur y convertirnos así en el nº uno en autopistas a escala planetaria.
Por su parte el PSOE promete autovías para todos y ¡sin peaje! y el ferrocarril convencional y las cercanías sale mal parado en realción al AVE en el reparto de la tarta del PEIT (Plan Estrategico de Infraestructuras de Transporte).
Una Nueva Cultura de la Movilidad significa cambios radicales en la forma de desplazarnos, tanto en los usos individuales como en las inversiones y estrategias de las instituciones.
Por ello, entre las medidas a adoptar en la próxima legislatura, debería figurar una revisión del PEIT, con una moratoria en la construcción de infraestructuras viarías. El Cogreso debería aprobar una Ley de Movilidad Sostenible que obligara a todas las Comunidades Autónomas y municipios de más de 30.000 habitantes a elaborar sus Planes de Movilidad con el objetivo de reducir radicalmente el uso del coche y fomentar la movilidad sostenible: bicicleta, caminar y transporte público eficiente y no contaminante -ferrocarril-metro-tranvía-bus electrico-.
Sin embargo un alto porcentaje de la publicidad, a través de los anuncios más caros y sofisticados del mercado nos propone comprar "coches ecológicos". A parte de la tracción animal, el único vehículo ecológico conocido es la bicicleta. Todos los demás emplean energía en cuya producción se emite CO2 y además los que utilizan combustibles fósiles -coches, camiones, motos- emiten CO2. La tecnología permite fabricar coches más eficientes y con menos emisiones, pero con el aumento exponencial del uso del coche en las últimas décadas, en el balance final las emisiones del tráfico no dejan de aumentar. Vender "coches ecológicos" es como vender tabaco como remedio contra las enfermedades respiratorias. En paises civilizados como Noruega, una mentira de tal categoría y tan negativo impacto social, está prohibida por ley.
No te engañes, deja el coche en casa -o mejor aún jubilalo-, camina, usa la bici y el transporte público, te lo agradecerá tu salud -física y mental- y también el planeta.
Muevete en verde. Con Los Verdes al Congreso en Bici!

1 comentario:

Don Biciclote dijo...

Saludos de otro que tambien esta de acuerdo, ver por ejemplo este post.

Ahora solo nos falta contagiar al resto.

Me gusta tu blog, te leere...

Video Comisión Europea por Día Mundial del Sida

Loading...